Caótico Maligno

Posts Tagged ‘Me molesta

En poblado y en banda

leave a comment »

He tenido varios inconvenientes con internet, más de los que puedo consignar.

Una vez vino un técnico dispuesto a cambiar el modem, cuando de repente me preguntó si podía regresar a la mañana siguiente, la del sábado, porque pretendía cambiar el modem pero el que me iba a dejar estaba roto.

Lo miré como diciendo “¿es broma? ¿Dónde está la cámara oculta?”. Resignado, acepté.

Cumplió su palabra y regresó el sábado a la mañana. Cambió el modem, pero fue lo único distinto. Seguía sin conexión.

 

–Parece que no es el modem, vengo el lunes con otro muchacho.

 

Jamás regresó. Tengo la sospecha de que Telefónica, en su división internet, irónicamente llamada “Speedy” me mandó un telemarketer en vez de un técnico…

Hubo que hacer un nuevo reclamo y vinieron dos muchachos con las ideas claras y resolvieron todo en quince minutos. Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

07/07/2013 at 4:43 pm

Publicado en Cosas que pasan

Tagged with

Respuestas obvias

leave a comment »

– ¿Vas a salir con esta lluvia?

– ¡No, voy a salir en la próxima!

 

El diálogo de arriba es un viejo chiste que se puede encontrar en internet, pero me sirve como introducción. Todos hemos formulado preguntas de obvia respuesta, o las hemos padecido. A veces resulta tentador contestar fuera de lo socialmente aceptable, que, aunque pueda cargar ironía, sarcasmo o peor, rudeza, es más original. De hecho, encuentro cierta atracción en aprovechar la oportunidad de enseñarle a preguntar al curioso. Tiene que aprender que el idioma es suficientemente amplio como para eliminar la diferencia entre aquello que pregunta y lo que desea preguntar, o tiene que aprender a pensar antes de hablar. Desde ya, quien responde de esta manera porta el sambenito del malhumor y pésimo carácter, por más que algunos puedan festejarle la ocurrencia.

A continuación, entonces, vienen unos pequeños ejemplos vertidos por los especímenes que me rodean.

 

Caso 1. Un jueves de 2010, alrededor de las dos y media de la tarde. Desde hace unos días atrás el tiempo encuentra su perseverancia en la lluvia. No llueve a cántaros, pero cae el agua con la cantidad y frecuencia suficientes como para hacerte pensar que no va a parar nunca.

Allí entro en escena. Suelo ir caminando al trabajo, estoy a una media hora de distancia.

Llego al trabajo retrasado, empapado e incómodo. Una compañera de otra oficina, quien me ve entrar, me saluda y me pregunta:

 

– ¿Llueve?

– Noooo, –respondo, con mi habitual tono irónico– uso la ropa así. La mojo a propósito.

– Siempre de mal humor, vos…

 

La joven del ejemplo pudo haber consultado el estado del tiempo en internet, la radio o mirando por la ventana. Hasta pudo haber observado el evidente estado de mis ropas con un mínimo de perspicacia. ¿Es necesario preguntar por el tiempo a alguien que ingresa mojado a un recinto, a sabiendas que llueve desde hace un par de días atrás? ¿Se trata del minuto a minuto climático?

Capaz que pido mucho, pero si ella me hubiera preguntado “¿Te mojaste mucho?” habría quedado bien conmigo y educadamente se hubiera enterado del devenir climático. Claro, hubiera tenido que fingir interés en mi situación.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

28/02/2011 at 10:30 am

Publicado en Anécdotas, La quinta pata

Tagged with , ,