Caótico Maligno

Posts Tagged ‘Curiosidades

Compra

leave a comment »

Revista “El Guardián”, 12/04/2012

Dos vietnamitas (no uno, como dice el epígrafe) compraron Buford. Para qué, ni idea. Pagaron 900.000 dólares por 4 hectáreas que comprenden una estación de servicio, tienda, una escuela que funciona como oficina, casa, garage, una torre de telefonía celular de la empresa Union y un sector de estacionamiento.

¿Se puede comprar un poblado como quien compra verduras en el mercado? ¿Se podrían adquirir, por ejemplo, Nueva York o Washington, total o parcialmente? ¿Qué tipo de relación tendrían los compradores con los residentes si éstos desearan quedarse?

Todo está a la venta. Sólo faltan financistas, como decía Darín.

Written by Pablo

29/06/2012 at 3:57 am

Publicado en Imágenes

Tagged with

Alternativas, segunda parte

leave a comment »

portero o telefonillo

Foto del timbre de una casa de mi barrio. Supo tener en su momento una cuarta opción, hasta que su dueño se percató de la modificación. Decía: “O mandame un mail”.

Written by Pablo

16/04/2011 at 4:36 pm

Publicado en Imágenes

Tagged with

Es una pirámide brutal

leave a comment »

En la tarde del martes salí a buscar un cajero automático con vestigios de dinero. Fue un día complicado para semejante tarea; El feriado de carnaval agravó la cobranza, el retiro de fondos se disfrazó de comparsa. Casi todo el mundo, saliera o no, sacó algunos pesos, y los que fallamos en retirar parte de nuestro sueldo merced a esa selvática ley de oferta y demanda, erramos en una jungla de máquinas expendedoras de billetes. Claro que los que se fueron, cuando regresen, intentarán extraer dinero con la misma suerte que nosotros, y vagarán hasta que los bancos llenen los cajeros, reiniciando así el feroz ciclo.

Así, la brutal asincronía de mi realidad en carnaval dio sus amargos frutos: Mis primeros intentos me presentaron cajeros practicantes del ascetismo, enfatizando la carestía de moneda de curso legal.

Peor que no tener dinero es no tener ni dinero ni alternativas, así que, empleando las segundas, decidí seguir mi funesto raid colector hacia el centro de la ciudad, con vanas esperanzas de éxito.
A pocas cuadras de mi siguiente destino, en una esquina, se encontraban tres chicos, el mayor no superaba los doce o trece años de edad. El más alto de los tres envolvía la cabeza de otro con una ancha cinta de papel blanco, a la que aún debía dotar de huecos para los ojos.
El tercer chico vestía su máscara, de características similares a la que se estaba fabricando, y avanzaba por la vereda. Fuera o no su intención, lucía cómico con su cabeza vendada, y bajo ella una remera gris, pantalones negros y zapatillas. Parecía dirigir unas palabras, inaudibles para mí, a cada persona que se le cruzaba. La gente lo miraba con indiferencia, prosiguiendo su camino.
Quedaba cruzar la calle antes de hacer contacto con el niño. Los otros dos continuaban puliendo detalles en el diseño. Mientras tanto, dos muchachas que iban delante de mí, a pocos metros de distancia, fueron interceptadas por la criatura. Efectivamente, les decía algo que por entonces me resultaba imposible de escuchar. Diría que ellas lo ignoraron, no fui capaz de distinguir reacción alguna.
Cuando alcancé la vereda, el niño me preguntó, en tono amigable, casi jocoso:

-Señor, ¿tiene una moneda para la Asociación de Momias Argentinas?

Me reí. Por la originalidad, debí haberle entregado una.

Written by Pablo

10/03/2011 at 3:15 pm

Publicado en Anécdotas

Tagged with

Recado

leave a comment »

Una nota en el trabajo

Es un fragmento de una nota que me dejaron el lunes pasado en mi trabajo. Leyendo el destinatario, quedan dos conclusiones: O me quieren poco o me conocen mucho.

En fin, acertar 4 de 5 letras de mi nombre representa el 80%, es un buen promedio. No está mal… Salvo que la nota fue escrita por mi jefa y hace casi seis años que trabajo allí.

Written by Pablo

21/02/2011 at 10:30 am

Publicado en Imágenes, La quinta pata

Tagged with ,

Starsky & Hutch

with 4 comments

Recuerdo haber visto de pequeño la serie “Starsky & Hutch” y haber quedado encandilado con el coche, de color rojo, surcado por una franja blanca que iba de un lateral a otro, pasando por el techo. Tenía una participación bastante importante. Su robusta, saliente porte, el potente y estentóreo sonido de su motor, confirmación de esa impresionante energía, y las innumerables persecuciones que encabezaba, llenas de derrapes, chirridos envueltos en volutas de caucho quemado y maniobras arriesgadas dispararon esa atracción.

La serie comprendía pocos personajes. Los personajes principales, dos policías (los del nombre de la serie) patrullando la ciudad. Había un informante, Huggy Bear, al que acudían con frecuencia, un jefe de policía, y el inolvidable coche rojo.

Durante un breve lapso existió merchandising de la serie, aprovechando su popularidad aquí y en su país de origen. Un amigo y vecino tuvo el auto a escala, al que se le podían abrir las puertas y el baúl, similar al que actualmente puede encontrarse en sitios de venta on line. Aprovechando que lo tenía, entusiasmados emulábamos en nuestros juegos a los policías del programa. Muchos, muchos años después me interesaría por conocer datos del automóvil de marras, como que era un Ford Gran Torino de mediados de los ’70.

Ese programa de televisión remite a otros donde los automóviles poseían una gran preponderancia, como The Dukes of Hazzard, con su General Lee (un Dodge Charger anaranjado), o Knight Rider, traducido en Argentina como “El auto fantástico”, un Pontiac Trans Am negro. Que por otro lado pertenecen a esa categoría de vehículos que en los Estados Unidos les llaman muscle cars: vehículos veloces, dotados de grandes motores, notable cilindrada, vigorosos, y consumidores de combustible en exceso. Algunos se utilizan aún en competencias.

Pues bien, muy recientemente me encontraba en la calle, cuando mis sorprendidos ojos se cruzaron con lo que dio pie a estas líneas, que no hizo otra cosa que evocar recuerdos en forma inmediata.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Pablo

02/02/2011 at 10:30 am

Publicado en Imágenes

Tagged with , ,

Alternativas

leave a comment »

Tomada en septiembre de 2007 en la puerta de un edificio en construcción, emplazado en el centro de La Plata. Tras la puerta, un codo hace suponer la existencia de un largo pasillo… Los trabajadores debieron efectuar su labor lejos de la entrada.

Written by Pablo

17/12/2010 at 12:35 am

Publicado en Imágenes

Tagged with

Hofidio

leave a comment »

Roscas brutas

Del diario "Diagonales" de La Plata, circa octubre de 2008.

Iniciaré esta novel incursión -para mí, claro- en las bitácoras con una imagen tomada a un diario. Dejando de lado por un momento el contenido de la misma, confieso que cuenta con una pequeña particularidad: Fotografié el periódico. Debido a que en aquel momento no contaba con un scanner y tampoco deseaba conservar el papel, la alternativa más rápida y sencilla fue ir por la cámara.

Bueno, vamos al asunto, que es el contenido de la fotografía. En ella vemos un juego de simple resolución: Hay una palabra de seis letras escondida en cada rosca. Uno tiende a leer las letras en un sentido u otro, y durante el proceso se halla el vocablo.

Pero aquel día de 2008 el diario trajo, además del suplemento económico, una sorpresa. Ocurre algo con la rosca de la derecha. Es una viperina corta, como diría mi profesora de castellano.

Written by Pablo

03/12/2010 at 7:36 pm

Publicado en Imágenes

Tagged with ,