Caótico Maligno

Archive for the ‘Imágenes’ Category

Compra

leave a comment »

Revista “El Guardián”, 12/04/2012

Dos vietnamitas (no uno, como dice el epígrafe) compraron Buford. Para qué, ni idea. Pagaron 900.000 dólares por 4 hectáreas que comprenden una estación de servicio, tienda, una escuela que funciona como oficina, casa, garage, una torre de telefonía celular de la empresa Union y un sector de estacionamiento.

¿Se puede comprar un poblado como quien compra verduras en el mercado? ¿Se podrían adquirir, por ejemplo, Nueva York o Washington, total o parcialmente? ¿Qué tipo de relación tendrían los compradores con los residentes si éstos desearan quedarse?

Todo está a la venta. Sólo faltan financistas, como decía Darín.

Anuncios

Written by Pablo

29/06/2012 at 3:57 am

Publicado en Imágenes

Tagged with

Puntería

leave a comment »

Encontré esta foto en el diario argentino “Pagina 12”, del 1º de junio de 2012 con el sacerdote pederasta Julio César Grassi, quien fuera condenado en 2009 a 15 años de prisión. Aún se encuentra en libertad.

La noticia de la foto, está aquí y comenta la decisión de la Cámara en lo Penal de Morón de revocar la prisión domiciliaria del cura.

Dejando de lado lo terrible e indignante del asunto y volcándome a lo trivial, a lo pueril, casi instantáneamente vino a mi memoria aquella foto que publiqué tiempo atrás remarcando el nombre de un comercio en Trenque Lauquen.

Una vez más, un oportuno clic despierta cierto ingenio y mordacidad.

Diario Página 12, 01/06/2012

Written by Pablo

18/06/2012 at 3:37 am

Publicado en Imágenes

Emo arruinao unos billetes

leave a comment »

Hubo una época donde escribir en el reverso o en el anverso del dinero era bastante común. Declaraciones de amor, números telefónicos, frases ocurrentes, otras soeces, elecciones deportivas o políticas, cadenas de mensajes o direcciones acompañaban la filigrana.

Con el paso de los años noté el desuso de la práctica. Cabe suponer que los vaivenes de la situación económica impiden dejar marcas: la plata se va tan pronto llega. O tal vez la compra de moneda extranjera haya instigado un cierto recelo, un cuidado del dinero. O la preferencia de utilizar tarjetas de crédito. Sea por la razón que fuere, viendo algunos de los billetes que en los últimos tiempos circularon por mis manos, queda claro que todavía hay quienes ejercitan el antiguo hábito de escribir el dinero.

 

"¡Los federales me deprimen! Quiero cortarme las venas"

Se le ha practicado una cirugía capilar reconstructiva al Dr. Bartolomé Mitre tendiente a mejorar su imagen y recuperar el cabello hirsuto de sus años mozos; el profesional a cargo de la operación, atento a la particularidad de atender a un ex presidente, procuró, tras una jornada larga, agotadora y sumamente tensa, satisfacerlo ampliamente, manteniendo el implante la peculiar coloración.
Tras el posoperatorio, sus asistentes de imagen le recomendaron los servicios de un afamado estilista: con los resultados a la vista, el fundador del diario La Nación goza de un aspecto más fresco y moderno, con el que los más jóvenes, entre ellos los emos, podrán sentirse identificados.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

26/06/2011 at 9:56 am

Publicado en Cosas que pasan, Desvariando, Imágenes

Tagged with

Chiste fácil

with 3 comments

El ingenio popular nunca descansa. Por supuesto, tampoco en este comercio de Trenque Lauquen.

El local principal se encuentra ubicado donde estuvo emplazado el Colegio Nacional. Tiene como nombre “Supermercado del Colegio”. El Colegio fue reubicado en otra calle.

Y el comercio de la foto es subsidiario del otro. Tiene chispa, debo haberme reído una semana entera con el nombre. Hordas de chistes fáciles se instalan en la mente. Imagino el momento de gestar la idea de la razón social: reunión con amigos o amigas, presentación del nombre y la risa cómplice, pícara.

“Carnes del colegio” le pusieron, nomás. Me gustaría como eslogan “Donde compra el padre Julio César”.

Written by Pablo

11/06/2011 at 4:14 pm

Publicado en Imágenes

Tagged with

Lectura express

leave a comment »

Revista "Ñ", 07 de mayo de 2011

 

Sobre estas líneas puse una reseña literaria del libro “Crónica de Sombras. Sobre escritos inéditos de Jacobo Fijman”, de Andrés H. Allegroni, que fuera publicada esta semana en uno de los diarios de mayor tirada en la República Argentina.

El autor de la nota la inicia disculpándose por no haber podido identificar la esencia del libro en base a los elementos de la edición. Confesó que apenas leyó el prólogo y que “no hizo falta (leer) más”. Expuso un pobre justificativo para ese accionar (“Empezaron a acumularse las preguntas: ¿ese diario o los textos que se incluyen, son inéditos? ¿alguien lo conocía?”), prosiguió con una igualmente corta referencia biográfica de Jacobo Fijman, citó el primer renglón de la solapa, y en las últimas oraciones cayó presa de su propia telaraña: invalidó su excusa al proponer que un libro sea leído dejando de lado los planteos sobre la naturaleza ficcional o real de su argumento.

Irónicamente, el autor de la nota, un Licenciado en Comunicación Social, se quedó sin qué decir y llenó de palabras vanas unas cuantas líneas. Al no haber leído el libro, no opina sobre él. Su reseña es la no reseña: comenta que es incapaz de formular un juicio de valor sobre la publicación.

Aunque improbable, valoraría un esfuerzo por enmendar la situación. Un esfuerzo que hiciera justicia con el autor, con el tiempo que dedicó a su obra, con la obra en sí misma, con los lectores del artículo. Quisiera ver saldada esa cuenta antes de concluir que en el suplemento de cultura de Clarín se le asignó un espacio al ganador de Gran Hermano.

Written by Pablo

12/05/2011 at 3:51 pm

Alternativas, segunda parte

leave a comment »

portero o telefonillo

Foto del timbre de una casa de mi barrio. Supo tener en su momento una cuarta opción, hasta que su dueño se percató de la modificación. Decía: “O mandame un mail”.

Written by Pablo

16/04/2011 at 4:36 pm

Publicado en Imágenes

Tagged with

Recado

leave a comment »

Una nota en el trabajo

Es un fragmento de una nota que me dejaron el lunes pasado en mi trabajo. Leyendo el destinatario, quedan dos conclusiones: O me quieren poco o me conocen mucho.

En fin, acertar 4 de 5 letras de mi nombre representa el 80%, es un buen promedio. No está mal… Salvo que la nota fue escrita por mi jefa y hace casi seis años que trabajo allí.

Written by Pablo

21/02/2011 at 10:30 am

Publicado en Imágenes, La quinta pata

Tagged with ,