Caótico Maligno

Falo

leave a comment »

La primera vez que vi salir niños de ese falo disfrazado de tobogán, hace ya unos años atrás, pensé que parecían penes. Lejos de tomarlo con indignación, empecé a imaginar si no se trataba de un mensaje premonitorio. Evalué también las probabilidades de convertirse en el afiche de una brutal campaña de concientización a favor de una paternidad programada. Pensé en quienes los diseñaron. Quizás ellos desearon expresar su fascinación por la escena de la eyaculación en “Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo”, de Woody Allen. O exacerbar las fantasías del padre Julio César…

Y pensé, finalmente, en nuestros gobernantes, que quizás se hayan reído mucho más que yo.

Anuncios

Written by Pablo

21/02/2012 a 10:30 am

Publicado en Desvariando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: