Caótico Maligno

Archive for abril 2011

Tautología

with 2 comments

-Fijate si en el auto hay un llavero que tiene un pato –ordenó mi madre.

Obedecí y me dirigí a la vereda a examinar el automóvil.
En el asiento del acompañante, un llavero con un guacamayo me pedía que lo acarreara, mas lo ignoré y comencé mi búsqueda.
Dentro de la guantera, nada se correspondía con la descripción solicitada; debajo de las butacas ninguna llave hallé; tampoco los asientos traseros revelaron la ubicación de lo pedido.
A poco de iniciada la pesquisa, ella llegó y, sin decir palabra, entre fastidiada y sorprendida, capturó el llavero del loro.

-Eso no es un pato –argüí.
-Es una llave.

Written by Pablo

30/04/2011 at 8:34 am

Publicado en Anécdotas

Tagged with

Educación de mercado

with 2 comments

Tras salir del trabajo, pasé por un mercado de mi barrio a realizar unas compras para la cena.

Cuando llegué a la caja, el dependiente, que pese a rondar los cincuenta o sesenta años aún responde al apelativo de “Carlitos”, atendía a una joven. En eso, el lector de código de barras falló. Carlitos carraspeó, miró hacia el fondo del local, donde estaba el dueño, y establecido el contacto, sin siquiera llamarlo por su nombre, le preguntó en voz alta y clara:

-¿Las alverjas marca xxxxx?

Dirigí mi atención hacia el producto para corroborar que la lata, cuyo envoltorio prometía vegetales esferéricos de color verde, fueran arvejas y no alguna legumbre genéticamente arruinada. En el momento creí que se trataba de un error, aunque más tarde, con la complicidad de un diccionario, descubriría que está correctamente dicho; alverjas o guisantes, son arvejas.

-Dos con veinte- fue la respuesta.

La compra de la chica totalizó veintitrés pesos. Abonó con cincuenta y ofreció tres pesos más como cambio. Carlitos le devolvió treinta pesos, y ahí comenzó, con mayor esfuerzo, una nueva historia en el arduo trabajo de desbastar.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

23/04/2011 at 7:30 pm

Publicado en Anécdotas

Tagged with ,

Alternativas, segunda parte

leave a comment »

portero o telefonillo

Foto del timbre de una casa de mi barrio. Supo tener en su momento una cuarta opción, hasta que su dueño se percató de la modificación. Decía: “O mandame un mail”.

Written by Pablo

16/04/2011 at 4:36 pm

Publicado en Imágenes

Tagged with

Cincuentenario

leave a comment »

El 29 de marzo pasado recibí un llamado telefónico. Resulta que el domingo de esa semana -el 3 de abril, para ser exactos- se celebraban los 50 años del instituto donde realicé mis estudios secundarios. Una ex compañera me llamó para saber si iría.

Acepté. Como tenía que viajar al interior de la provincia, le respondí que le confirmaría mi presencia tan pronto tuviera dispuestos los medios para viajar.

El miércoles por la mañana me dirigí a la terminal de ómnibus. La compañía, en beneficio de mi salud y mi seguridad, optó por aliviar el peso de mi castigada billetera, manteniendo bajo su custodia una sugerente suma por los boletos. Saldría de La Plata viernes por la noche, lunes por la mañana estaría de regreso en la ciudad. En el medio, dos viajes de diez horas cada uno.

Quien haya viajado en un ómnibus de larga distancia sabe a lo que se atiene. No es la primera vez que lo hago, ni la más extensa, pero hacía bastante tiempo que no andaba en uno.

Como viajé ligero de equipaje, no tuve que despachar el bolso. Quienes deben hacerlo tienen que esperar en una cola amorfa a que el despachante los atienda e incluya sus bolsos en un test de impacto, arrojándolos, estrujándolos o simplemente aplastándolos bajo otros.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

13/04/2011 at 10:03 am

Publicado en Anécdotas

Tagged with ,

¿Se viene la canonización?

leave a comment »

Llegó a mis manos un ejemplar de la revista El Guardián. En ella hay una nota al cineasta uruguayo Adrián Caetano, quien dirigiría un documental sobre la vida de Néstor Kirchner, ex presidente fallecido el 27 de octubre pasado.

Al día de hoy hallamos más conjeturas que información sobre el documental. La publicación afirma que una productora encabezada por un publicista (Jorge Devoto) y un diputado kirchnerista (Fernando Navarro) sería la encargada del film, que Carlos Polimeni y Ricardo Forster se ocuparían del guión. La música sería tarea del multipremiado Gustavo Santaolalla.

La intención de crear un film rememorando al estadista que cosechó tanto aprecio como rechazo es un hecho único y singular en esta época, aunque se encuentra, según se desprende de la lectura del artículo y de mis impresiones, dotada de ciertos puntos oscuros.

Entiendo que la visión de un realizador o grupo de realizadores está sujeta a su libre albedrío. Cada uno se expresa en la medida de sus deseos y posibilidades. No obstante, proponer una película sobre un fallecido ex presidente, promovida en un año electoral a través de dirigentes allegados a él, quien además fuera en vida esposo de la actual mandataria, no puede ser un acto desprovisto de intencionalidad política, máxime si tenemos en cuenta que la voluntad de sus productores es tener la película lista antes de las elecciones.

Lee el resto de esta entrada »

Written by Pablo

10/04/2011 at 10:23 am

Publicado en Opinión

Tagged with

Catálogo

leave a comment »

Sonó una suave campanilla. Frente a sus ojos, la pantalla brilló en rojo incandescente el número del nuevo turno, coincidente con el suyo.

La mano sarmentosa inició su peregrinar por un libro sin nombre de tapas rojas que reposaba en el mostrador. Se dedicó a leer, de forma arbitraria, sesgada, la información presente bajo cada foto. En su errante, inconformista viboreo, recorrió hoja tras hoja, una y otra vez, en un sentido y otro, sin prisa ni decisión.

Detrás del mostrador y del azul de sus ojos, una joven de cabellos recogidos observaba expectante a la tranquila figura, atenta a sus demandas.

Finalmente, a pocos minutos -antojadizamente interminables- de iniciado ese examen letárgico, el libro capituló en su plan disuasorio y el añoso dedo índice se desplomó sobre la foto de un muchacho, tapando parcialmente su rostro en la hoja satinada.

La figura carraspeó. Con voz queda, casi imperceptible, dispersa en el silencio, confirmó el pedido.

-Este- solicitó.

La joven sonrió e inmediatamente dio inicio a sus actividades. Tomó un cuaderno y una pluma estilográfica ubicados en un estante debajo del mostrador. Grabó prolija y parsimoniosamente un puñado de letras, números y guiones, consultando con frecuencia el catálogo.

Al finalizar, y tras verificar una última vez su tarea, sopló suavemente la tinta y cuando ésta se secó, hizo que las tapas de cuero negro se juntaran gradualmente.

Se saludaron. La figura, satisfecha, se retiró. La campanilla volvió a sonar.

Y a la mañana siguiente, el padre Iván, recientemente ordenado, se despertó convencido que su fe podía negociarse.

Written by Pablo

03/04/2011 at 10:00 am

Publicado en Cuentos